Entrevista a José Ramón Contreras en Diario Financiero. “Complica hablar de optimismo cuando los precios caen y caen”

Entrevista a José Ramón Contreras en Diario Financiero. “Complica hablar de optimismo cuando los precios caen y caen”

Agosto 28, 2015

Entrevista Jose Ramón Contreras

“Complica hablar de optimismo cuando los precios caen y caen”.

Una semana ajetreada es la que tuvo José Ramón Contreras, responsable de los fondos de renta variable europea de Santander Asset Management España. La caída de los mercados bursátiles llega en un momento en que desde el Viejo Continente buscan atraer inversionistas, y para ello, Contreras estará el próximo martes en Chile en un seminario de Santander AM, donde viene a explicar por qué es el momento de mirar a Europa.

-Con lo que ha pasado en los últimos días ¿Cómo se convence a alguien para invertir en acciones?

-Hoy es complicado hablar de optimismo cuando los precios caen y caen, pero intentamos abstraernos de la evolución de los mercados. Tenemos una visión de las perspectivas de inversión en Europa moderadamente optimista. En las oportunidades de inversión siempre hay aspectos positivos y negativos, pero nosotros aquí vemos una mejora económica en Europa que comienza a ser real y eso se trasladará a una mejora de beneficios en las empresas.

-¿No se pone en duda eso con los últimos miedos del mercado?

-Todavía es incierto el ritmo de esa mejora, si será fuerte o más débil y luego, de cómo inciden estos acontecimientos que estamos viendo, sobre todo con mercados emergentes y particular con China, si pueden incidir en el crecimiento global y de si de alguna manera poner trabas a esa recuperación económica.

-¿Cuáles son los fundamentos que apoyan esta recuperación?

-Tenemos por un lado la Eurozona, pero también están el Reino Unido, Suiza o los países nórdicos; lo que vengo a decir es que Europa es un conjunto de áreas que llevan ritmos distintos de crecimientos y están en partes del ciclo distintos y eso aporta una diversificación.

Lo segundo es que las expectativas del crecimiento del PIB para los próximos tres años se sitúan por encima del 1,5%. Eso quizás no parezca muy relevante pero es notable para Europa, ya que en los últimos cinco años la media ha sido 0,7%. Y además, la política expansiva del Banco Central europeo, dirigida a facilitar que se transmita correctamente la financiación a la economía, y en particular a las empresas.

-¿Qué otros factores están jugando en favor de las empresas?

-Uno es la caída de las materias primas, por otro lado el euro, independiente de la evolución al corto plazo, en los últimos doce meses se ha depreciado. Las mismas ventas suponen más dinero, pero hay un efecto que es el de potenciar la demanda y eso apoya la recuperación en la línea de ingresos.

-¿Afecta mucho a la confianza situaciones como las de Grecia?

-Grecia es uno de los factores que vemos como potenciales riesgos en el entorno macroeconómico europeo, no por lo que supone, ya que Grecia en la Eurozona es muy limitado, es más un efecto de sentimiento.

-Con acciones y commodities que no se han visto bien ¿Dónde se refugia el inversionista?

-El que vende en estos niveles es para quedarse en tesorería, en efectivo, y otros activos en renta fija. Hemos visto movimientos menos agresivos que el esperado. Si la bolsa cae fuertemente lo lógico es que activos que son, en teoría más seguros, acaparen gran parte de los flujos. El problema es que esos activos están en niveles de valorización significativos, a modo personal, yo creo que los inversionistas están aparcando el dinero en una mezcla de efectivos y renta fija en países con estabilidad o perspectiva.